abril 19, 2024

Zona Conciertos

Todo actualidad en música

Logo cabecera Music and Rock

Eloise de Tino Casal. Todo sobre lo mejor de la gran voz de los 80

Conoce el significado del mayor éxito del cantante asturiano, publicado cuatro años antes de que perdiera la vida en un fatal accidente de coche

FICHA
Canción: Eloise
Grupo: Tino Casal
Autores: Paul Ryan
Disco: Lágrimas de cocodrilo
Duración: 5:28
Posición en disco: 1
Publicación: 25 de enero de 1987
Grabación: Estudios Abbey Road de Londres, y Doublewtronics de Madrid
Producción: Julián Ruiz
Posición más alta en listas: 1
Discográfica: EMI

Cierra los ojos.

Imagina que estás en la plaza de tu pueblo (si es que tienes pueblo). 

Es el tramo final del verano de 1988.

Ocho tablas, 32 patas, sujetan el escenario.

Hay una fuente de humo que deja un tufillo que no debe ser bueno para la salud.

Luces que giran, pero con cuidado, porque si alguien pisa el cable, tenemos un problema.

El guitarrista lleva chupa de cuero, ese septiembre no es como los de ahora.

No obstante, el calor se refleja en su frente.

El pelo largo no ayuda a refrescar el ambiente.

Pero, podía haber sido peor.

No es fácil adaptar esta canción, pero el piano y la guitarra eléctrica adaptan los acordes de uno de los éxitos del momento.

Eloise.

El del piano lleva cardado.

La cantante, minifalda.

Y mucha mucha laca, por encima de los hombros.

Los de la primera fila no paran de pedir No hay tregua de Barricada. Cervezas de más.

Tal vez al final.

Y, si no, hay un pilón cerca…

Dolor en tus caricias

Todo cabe en el pop-rock español de una década que seguramente se estudiará en los libros de Historia por la relevancia sociocultural y artística que tuvo.

Dolor en tus caricias.

Un dolor que con los años se acentuaría, por la repentina muerte del asturiano del que hoy hablaremos, porque hizo maravillas en tiempos de restauración. 

Contenidos de esta entrada

De qué va Eloise de Tino Casal

El significado real del nombre Eloise (que procede del francés) es «la elegida». Eloisa procede del griego y se refiere a la guerrera de fama

La letra de Tino Casal, en la que se habla de un amor obsesivo y desesperado, se vio potenciada por la intensidad emocional que Tino Casal imprimía en su interpretación, con una voz que expresaba dolor y deseo a partes iguales.

La versión de Eloise por Tino Casal que también aborda cuestiones como el acceso a sustancias prohibidas –en tiempo de relax, empolva su nariz- o la mayor frugalidad en las relaciones de pareja, se convirtió en un himno de la época, reflejando el espíritu transgresor y glamuroso del artista.

Expone, en fin, la complejidad personalidad de la supuesta amante, que es un «huracán profesional», la «bomba de Hiroshima», con «pechos goma dos y nitroglicerina». Y frente a ella está su «perro fiel», de modo que el narrador está loco por ella.

Además, la canción detalla en su letra correctamente esas fases que surgen en toda relación, de la altura a la calma o el vacío.

Una exitosa versión en español

Eloise es una de las canciones más reconocibles del cantante español Tino Casal (Tudela Veguín, Asturias, 1950- Madrid, 1991), lanzada en 1987, aunque arrasaría en el tramo final del año siguiente. La pista, una versión del tema original en inglés compuesto por Paul Ryan y popularizado por su hermano Barry Ryan en 1968, llegó a ser un hito dentro del panorama musical español de los años 80 en España y, en menor medida, en Latinoamérica.

Cuando Tino Casal decidió hacer su versión de Eloise, España estaba en pleno cambio cultural y social, desprendiéndose de los últimos vestigios de una etapa no breve capitalizada por el Franquismo (1939-1975). 

En este contexto, la figura de Casal supuso una auténtica revelación: un artista valiente y ecléctico cuya estética y sonido rompían con lo establecido.

(Tudela Veguín, Asturias, 11 de febrero de 1950 – Madrid, 22 de septiembre de 1991)

Similitudes con Freddie Mercury

Casal, en cierto modo, recordaba a la figura de Freddie Mercury, líder de la banda británica Queen, por su voz potente y dramática y su presencia escénica inconfundible

Ambos artistas compartían una teatralidad y un gusto por la pomposidad musical que los hacía destacar dentro de sus respectivos ambientes musicales, el primero más volcado en el rock, el segundo en el pop sinfónico

No obstante, aunque se puede hablar de un aire compartido entre ambos, el estilo de Casal fue genuinamente suyo, adaptado a su cultura y su tiempo. A una España que salía del letargo, que abría ventanas y por fin se asomaba al resto del mundo.

Tono operístico y grandilocuente

A nivel musical, Casal adoptaba en Eloise un tono operístico y grandilocuente, muy en la línea de las producciones de Queen, como se puede ver en Bohemian Rhapsody

Su capacidad para combinar rock con un tipo de pop sinfónico fue revolucionario en España, donde estos géneros muchas veces o no estaban tan desarrollados o se seguían de una manera más tradicional.

También en el ámbito visual, Tino Casal mostraba paralelismos con Mercury. Ambos artistas entendían la importancia de la imagen y del espectáculo, y no tenían miedo de ser extravagantes o de desafiar las normas de la masculinidad de su tiempo. Los videoclips de Casal, como el de Eloise, con su estética glam y atuendos cuidadosamente elaborados, pudieron haber encontrado inspiración en lo que Queen estaba haciendo en el Reino Unido.

En el estudio 1 de Abbey Road

Para la música en el minuto 2:20. Rugen sonidos celestiales. Sonidos que se grabaron en Londres, junto al director Andrew Powell, que guiaba en aquel momento la Orquesta Filarmónica de Londres y que, por ejemplo, ya había colaborado con Alan Parsons. Y es que, no olvidemos que esta canción cobra vida en el Estudio 1 de Abbey Road de Londres. Historia con mayúscula.

Julián Ruiz, el periodista musical -y productor-, quien colaboró en la creación del álbum que contenía este tema, Lágrimas de cocodrilo, aseguraba que el tema en concreto se tardó en grabar ocho días, durante sesiones maratonianas de tarde y noche. Pese a lo exasperante de la experiencia, no cabe otra cosa que decir que el tiempo y el dinero dedicado a pulir esta joya estuvieron excelentemente empleados.

El corazón de la canción

Sintetizadores… en ese tramo de casi un minuto de duración, plagado de sonoridad, se incorpora esa orquestación apabullante… Mi Eloise, amar deprisa, amar de pie… no sé por qué. Es un tramo repleto de sonoridad y belleza, que también nos retrotrae al sonido de Queen y su Bohemian Rhapsody, y que se remata con unos brutales golpes de violín.

De la autocracia política a la eclosión musical y de las artes

El impacto de Eloise y de Tino Casal, a quien se ha considerado siempre una figura clave dentro de la llamada Movida madrileña es quizás uno de los ejemplares más sólidos en la contracultura que realmente aquel momento histórico -y musical- se mascó en las calles de la capital y, por ende, en el resto del territorio nacional. Salir de una autocracia política para recalar en una eclosión musical y de las artes fue un hecho.

El cambio de paso fue profundo en una España que apenas despertaba de aquella larga dictadura y comenzaba a experimentar con formas de expresión más libres y diversas. Casal no solo abrió camino para que otros artistas exploraran y se atrevieran a ser diferentes, sino que también ayudó a dar forma a una generación de españoles que buscaban nuevas formas de entender su identidad y su cultura.

La muerte llegó demasiado pronto

Tino Casal fue, en efecto, una figura rompedora, y su fallecimiento prematuro en 1991, con apenas 41 años, dejó un vacío enorme en la música española

Su muerte le llegó cuando viajaba, con tres personas más (sólo él perdió la vida), en un Opel Corsa blanco que se chocó, en las proximidades de Madrid, en la madrugada del 22 de diciembre, cuando chocaron contra una farola.

La leyenda dice que su corazón quebró, al clavarse en él una costilla que el impacto había destrozado.

Casal, como podemos ver con esta pista, u otras que dejó como legado -por ejemplo, hizo una versión del Killing me softly de Roberta Flack que tituló Tal como soy, o No fuimos héroes revisando Don’t you want me de The Human League en su último trabajo en vida, titulado Histeria-.

Palabras mayores.Sin embargo, canciones como Eloise aseguran que su legado perdure.

Con su mezcla única de talento, audacia y un estilo que casaba con el de Freddie Mercury, Casal se convirtió en la voz de una España que se reinventaba a sí misma, y su música permanece como un recordatorio vibrante de una época de oro de la música en español.

Ebook con las mejores canciones de las 5 últimas décadas por Suscripción

Ver fuente