abril 14, 2024

Zona Conciertos

Todo actualidad en música

Lacticaseibacillus casei »【Blogdemoda.es】











Nunca prestamos atención a eso, pero en el cuerpo humano conviven millones de microorganismos, entre ellos el Lacticaseibacillus casei. Un probiótico que ayuda a mantenernos saludables y que hace hogar en el sistema digestivo. 

Aunque el nombre te asuste un poco, debes saber que son bacterias positivas que cumplen funciones importantes como equilibrar la función intestinal. Además, son utilizadas en la elaboración de productos lácteos y otros fermentados. 

Continúa leyendo y aprenderás mucho más sobre este diminuto ser unicelular que habita en nuestro organismo.  

¿Qué es el Lacticaseibacillus casei?

Lactobacillus casei es una especie de bacteria que se encuentra en nuestra boca y la flora normal del sistema digestivo. Se clasifica en el tipo ácido láctica, lo que significa que genera ácido láctico como producto de su metabolismo.

A diferencia de otros microorganismos, los L. Casei, tienen mayor capacidad de supervivencia, pues son los únicos que consiguen atravesar los jugos gástricos del estómago para llegar a los intestinos. Una vez allí, ayudan al proceso de digestión, evitando los trastornos intestinales y reforzando la respuesta inmune. 

Numerosas investigaciones avalan la resistencia y beneficios de estas bacterias, y gracias a ello son incluidas en la elaboración de diversos productos como yogures y alimentos lácteos, así como en complementos probióticos.

Lacticaseibacillus casei: salud y la alimentación

En la industria alimentaria y farmacéutica, se cultivan diferentes cepas de esta bacteria con el fin de producir alimentos y suplementos para el cuidado de la salud. Te dejo una lista para que conozcas algunos de los productos que contienen L Casey: 

  1. Yogur: Muchos yogures comerciales contienen cepas de Lactobacillus casei. Estos yogures promueven la salud intestinal y proporcionan una fuente importante de probióticos.
  2. Leche fermentada: Algunas bebidas lácteas fermentadas incluyen la bacteria, ofreciendo beneficios similares a los del yogur.
  3. Suplementos probióticos: Existen suplementos probióticos que contienen cepas específicas de L. Casei. Se presentan en forma de cápsulas, polvos o líquidos y son utilizados para equilibrar la microbiota intestinal.
  4. Alimentos enriquecidos: Es un ingrediente activo de ciertos tipos de quesos, alimentos para bebés y productos horneados.
  5. Bebidas probióticas: Hay bebidas como la kombucha y el kéfir que son fermentadas con estos microorganismos. 

Propiedades y beneficios

beneficios de Lacticaseibacillus casei

Al ser un microorganismo probiótico que se encuentra en el sistema digestivo, desempeña varias funciones importantes en nuestro organismo.

De hecho, sus propiedades ayudan a mantener una cantidad adecuada de bacterias beneficiosas en el tracto gastrointestinal. Esto es esencial para una digestión saludable y para prevenir el desequilibrio de la microbiota.

 El consumo regular de productos con L. Casey favorece tu salud y bienestar: 

Mejora de la digestión

Al participar en la descomposición de los alimentos y la producción de ácido láctico, contribuye en la correcta digestión de nutrientes y facilita la absorción de estos en el intestino.

Estímulo del sistema inmunológico

La ciencia avala que algunas cepas de Lactobacillus casei modulan la respuesta inmunitaria, fortaleciendo así el sistema inmunológico y ayudando en la defensa contra infecciones y enfermedades.

Prevención de infecciones intestinales

Su acción para eliminar bacterias dañinas por espacio y nutrientes en el intestino, ayuda a prevenir infecciones intestinales y optimiza la salud del sistema digestivo.

Incluso tiene efectos beneficiosos en la reducción de la diarrea asociada a la toma de antibióticos, así como en el alivio de otros trastornos gastrointestinales, como el síndrome del intestino irritable (SII).

Consumir Lacticaseibacillus casei

Ayuda en la intolerancia a la lactosa

Es útil para tratar la intolerancia a los productos lácteos, ya que dentro de sus funciones está la de  descomponer la lactosa, lo cual lo convierte en un gran aliado para las personas que sufren intolerancia a esta sustancia. 

Suplementos probióticos de Lacticaseibacillus casei

En el mercado existe una amplia variedad de probióticos que puedes consumir para tu bienestar digestivo e inmunitario. 

Sus fórmulas contienen microorganismos vivos, como bacterias o levaduras, entre las que se encuentra el L. Casey, considerado como un probiótico que proporciona grandes beneficios para la salud cuando se consume en cantidades adecuadas. 

Si quieres consumir esta clase de suplementos toma en cuenta los siguientes puntos:

  1. Cepas y Especies: Hay muchas cepas y especies diferentes de probióticos, y cada una puede tener efectos ligeramente diferentes en la salud. Algunas de las más comunes incluyen Lactobacillus, Bifidobacterium y Saccharomyces boulardii.
  2. Beneficios para la Salud: Los probióticos ofrecen varios beneficios para la salud, como mejorar la salud digestiva, fortalecer el sistema inmunológico, y ayudar en condiciones específicas como la diarrea asociada a antibióticos y ciertos trastornos gastrointestinales.
  3. Presentación: Están disponibles en diversas formas, como cápsulas, polvos, tabletas masticables y líquidos. La elección de la forma depende de la preferencia personal y la edad del consumidor.
  4. Almacenamiento y Viabilidad: La viabilidad de los probióticos es crucial para su eficacia. Es importante almacenar los suplementos probióticos según las indicaciones del fabricante para garantizar que los microorganismos sigan siendo aptos hasta la fecha de caducidad.
  5. Dosis Adecuada: La cantidad de microorganismos en los suplementos puede variar significativamente. La dosis adecuada puede depender de diferentes factores, como el tipo de probiótico y la razón por la que se está tomando el suplemento. Es importante que sigas las indicaciones del fabricante o busques la orientación de un profesional de la salud.
  6. Precauciones: Aunque los probióticos son generalmente seguros para la mayoría, algunas personas pueden experimentar efectos secundarios leves, como gases o hinchazón. Las personas con sistemas inmunológicos comprometidos deben consultar a un médico antes de tomarlos.

Si no quieres suplementos, puedes consumir la kombucha, el yogur y el kéfir como otras opciones para incluir probióticos en tu rutina de cuidado









Ver fuente