julio 13, 2024

Zona Conciertos

Todo actualidad en música

Logo cabecera Music and Rock

Pearl Jam: El último gigante del Rock, según Eduardo Izquierdo

Una inmersión apasionada y crítica en la saga de resistencia y rebeldía de la banda seminal de Seattle, que ha marcado época contra pronóstico

FICHA
Título: Pearl Jam. El último gigante que camina sobre la tierra
Autor: Eduardo Izquierdo
Editorial: Red Book
Colección: Ma Non Troppo
Número de páginas: 224 páginas
Características: 17×24 cm rústica
Lanzamiento: 2024
Precio recomendado: 22 euros (aprox.)
ISBN: 978-84-18703-84-3

Hoy hablaremos del libro de Pearl Jam El último gigante que camina sobre la tierra, de Eduardo Izquierdo.

Contenidos de esta entrada

Mucho más que una banda para mí

Antes de empezar a analizar el texto, que he de decir que he leído de una tirada, creo que es de justicia incidir en dos cuestiones que te harán seguir leyendo, o dejar a un lado esta concienzuda reseña. Primero, Pearl Jam es sin ningún género de dudas una de mis bandas preferidas.

No voy a ser parcial, porque conozco bien su trayectoria y buena parte de los reflejos que destella el autor, Eduardo Izquierdo.

Dos, tengo varias anécdotas en torno a los muchachos de Seattle, que hacen aún más especial esa relación mitomaniaca que, a pesar de los años, perdura por mi parte hacia el grupo, al que espero ver –MadCool mediante- en el mes de julio próximo (2024).

Por ejemplo, que el mejor concierto al que he asistido -van ya unos pocos- lo brindaron Eddie Vedder y sus muchachos el 7 de septiembre de 2006 en lo que entonces se llamaba Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Ese día trasladé a mis amigos de la carrera que unos meses más tarde tendrían que acercarse hasta Ávila porque yo pasaría por el aro. Por el altar, quería decir. 

Con edición pirata y todo

De ese concierto conservo el bootleg, o directo pirata, que la banda compartió en alta calidad, porque los PJ probablemente sean los artistas que más han shows en vivo han compartido.

Primer concierto de Pearl Jam en España
Clica sobre la imagen para ir al artículo

Siguiendo con esa vinculación: Años más tarde, alguien me hizo llegar de forma anónima un vídeo que valía su peso en oro, y que puedes encontrar en este blog (y en el perfil de Music and Rock en Youtube), con imágenes inéditas del primer concierto de la banda en España. En Madrid, nuevamente. Ole.

Pearl Jam - Black
Clica sobre la imagen para ver el vídeo

La gestación de Pearl Jam

La nueva obra publicada por Ma Non Troppo -sorprende la importante cantidad de fotografías de la banda en diferentes etapas de su carrera- hace un ejercicio temporal casi estricto y por ello, pensando en neófitos, constituye un acierto en su planteamiento de base.

El libro de Pearl Jam Se detiene en los diferentes proyectos previos a la gran formación resultante que, más de tres décadas después, sigue partiendo la pana, y es considerada -no ya sólo por quien esto firma- como una referencia en los espectáculos en directo.

Ahora bien, en los últimos años se están subiendo más al carro de los festivales, como harán en Madrid, si bien en Barcelona sí van en solitario.

Por ejemplo, el Temple of the Dog, lanzado en 1990, que incluía temas como Say hello 2 heaven, que solventemente interpretaba el difunto Chris Cornell, y que formó parte de aquel contrabando de CDs que teníamos en los años mozos de instituto.

O el Mother Love Bone, que probablemente fuera el espacio germinal más concreto de lo que posteriormente sería después Pearl Jam, aunque a ese cohete pilotado por Andy Wood -fallecido por sobredosis- le hacía falta un interruptor llamado Eddie Vedder, auténtico baluarte de la banda que hoy nos trae hasta aquí. 

Las piezas se fueron encajando casi de manera natural.

Y un surfero con una de las tres mejores voces del rock -al menos para mí-, llegó al exoplaneta de la música para liderarlo por mucho más tiempo de lo que él y los de su alrededor imaginaban.

Ni el repudio a la fama ni los sinsabores del camino podrían con el talento y las tablas.

Abanderados del grunge

Sí, porque los JamEduardo Izquierdo explica el origen real del nombre- aterrizan en ese exoplaneta en un momento de efervescencia en el que un disco y una banda local, de Aberdeen, cerca de Seattle, apadrinan con su abrazo del oso mundial, un movimiento que pasa a llamarse grunge y en el que parece caber todo.

Nirvana, con Kurt Cobain a la cabeza -esa que luego destrozaría de un disparo- inicia el calentamiento global provocado por esa filosofía de vida que enajenó los 90, y que fue, como digo, el grunge

Y ya que estamos efervescentes, como bien expone Izquierdo, la fama de PJ se coció a fuego más lento. De esa etiqueta Izquierdo reniega, a la par que habla de ella unas cuantas veces en un texto, que, por cierto, tiene un estilo ágil y bien definido.

Con un primer boceto de los principales protagonistas de la aventura musical que ha sido Pearl Jam en la que, a pesar de los pesares, y de que todas las formaciones tienen etapas más o menos afortunadas en la producción musical, puede defender ante un tribunal una coherencia (rockera) y un mínimo nivel de calidad, en todos sus trabajos.

Aunque, como digo… esto daría para escribir otro libro. Por ejemplo, analizando cómo quemaban las baquetas en aquella batería hasta que aterrizó con su culo de mal asiento en ella, Matt Cameron, un ex de Soundgarden. Nada menos.

Alive de Pearl Jam
Clica para ver el tema en el primer concierto que dieron en España

El disco que lo cambió todo

Supongo que habrá quien diga que soy un exagerado si apunto aquí que el Ten de Pearl Jam no es ya sólo uno de los mejores discos de la Historia del Rock, para mí es el mejor debut de una banda y el segundo mejor álbum de los 90.

Ahí sí discrepo con Izquierdo, porque más allá de la música -que también la tenía- el Nevermind de Nirvana tuvo un impacto a la altura de muy pocos discos. En positivo, quiero decir. 

Lo he comentado más arriba: soy absolutamente imparcial. Pero, con fundamento.

Por muchas cuestiones, más allá de las meramente cuantitativas, que también. Izquierdo, por cierto, hace el interesante ejercicio de explicar por qué la banda tiene la denominación que tiene, o por qué el primer LP del grupo se tituló como se tituló. Ten.

Estamos en un mítico 1991 en el que se publican algunos de los mejores álbumes de la década -por supuesto- y del tramo final del mejor rock que se ha hecho hasta la fecha -llámame carca, pero, ojalá vuelvan a sonar esos cascabeles alguna vez y se tapen con piedras los sonidos guturales de este momento-.

El movimiento en torno a Seattle es imparable y eso queda timbrado en la película Singles, que marcará una época. Y también forma parte de esta historia.

De hecho, los PJ, y en particular Eddie Vedder, tendrán una singular relación con la industria cinematográfica que probablemente se inicia ahí. Como cuenta Izquierdo, incluso uno de los personajes de dicho filme se inspira en un componente de Pearl Jam.

Ebook con las mejores canciones de las 5 últimas décadas por Suscripción
Clica en la imagen para suscribirte. ¡Gratis!

Álbum a álbum

Eduardo Izquierdo hace un recorrido minucioso por cada uno de los discos (oficiales) que conforman la trayectoria de Pearl Jam, con mayor o menor acierto, pero lo hace. Una vez desgranado el más destacado -al menos para mí y para una buena parte de la crítica-, hace parada y fonda en trabajos de gran nivel como Vs. (el de la oveja, como él recuerda), o el Vitalogy.

Su No Code. No es especialmente generoso con el Yield, que fue todo un zambombazo en aquel tramo final de los 90, en momentos en los que incluso hicieron de teloneros de los Rolling Stones

Porque, lo que sí es cierto, es que desde ese momento -al menos desde mi punto de vista- la banda se fue desinflando, no al nivel de otras que se han convertido en franquicias que de vez en cuando salen de gira para hacer caja -ellos han seguido publicando, aunque no han vuelto a tener un trabajo redondo a mi entender-.

Pinceladas, ataques de lucidez, brillo temporal… pero no como aquellos 90 que fueron la edad de oro en la carrera de Eddie y sus muchachos.

Dicho lo cual, Pearl Jam tiene un báculo que aún conserva y que tiene que ver con cómo afronta sus directos. Habiendo tenido que pasar, por qué no decirlo, por el aro de Ticketmaster y aledañas.

Así que, sí, Izquierdo traza la línea temporal que separan Ten y Dark Matterdisco que verá la luz el 19 de abril de 2024- y aborda uno por uno esas descargas sonoras que han llenado horas y horas de trastornados por la música como un servidor.

Cartel anunciador del concierto de Pearl Jam en el Mad Cool Festival de hace unos años

Conciertos y conciertos

Hay muchos conciertos clave en la historia de Pearl Jam. De hecho, la vida del grupo tiene mucho de conciertos y menos de estudios de grabación.

Lo dice a la perfección Eduardo Izquierdo en un momento del libro de Pearl Jam -que tengo en la cabeza pero ahora no sitúo- en el que afirma algo así como que toda banda que destaca en directo tiene que tener la sólida consistencia de poder defender buenos temas (se entiende que propios), algo que pueden hacer los muchacho que rompieron la banca con su multimillonario -en ventas- Ten.

Roskilde marcaría un antes y un después. La muerte se asomó a ese concierto de los Jam, en una de sus giras europeas, y ciertos energúmenos quisieron trazar otra caza de brujas, como tantas otras que se han ceñido sin éxito en torno al mundo del rock.

El libro de Pearl Jam, por cierto, ahonda en algunos de los mejores shows del grupo. Y también hace parada y alusión en torno a aquellas imágenes de un joven -e insensato- Vedder subiéndose a las estructuras de hierro, en un particular ejercicio parkour noventero no exento de riesgos. Detalla, igualmente, fuentes, recopilatorios, directos… Hasta explora vínculos con otras bandas de la escena de la Puerta a Alaska. Un buen volumen para fans de Pearl Jam.

Lo mejor

Me ha gustado mucho que el libro de Pearl Jam profundizara en la relación con Neil Young, o las tramas iniciales que dieron como resultado a la gran banda que es. Detalla cada componente que ha pasado por el grupo o ha tenido algo que ver en su conformación. De igual forma, no esquiva la compleja personalidad -yo diría que por rica e inquieta- de un muchacho llamado Eddie Vedder al que uno escucha a capella y se pregunta qué ha ocurrido con la música en el último cuarto de siglo. 

Eduardo Izquierdo es un recurrente, con varias publicaciones ya en Ma Non Troppo, sin embargo este encargo lo ha hecho claramente desde el corazón. Con cabeza, pero desde el corazón. Con conocimiento de causa y contexto, y con el empeño del buen tejedor.

Lo peor

No se puede llegar a todo, y al final, para gustos, los colores. Pero, hay canciones brillantes, por ejemplo en Lost Dogs, como Red Black and Yellow (ojito, dedicada al baloncestista Denis Rodman) que merecen mención, como también la versión del Crazy Mary que incluyeron en la extendida del Vs. Por poner dos ejemplos. Insiste demasiado en que Love boat captain es el telón de algo, y yo francamente discrepo. 

Ya digo, todo depende del cristal con que se mire.

Izquierdo también arrima Pearl Jam a The Who, como a The Beatles y a Morrison, aunque, en ocasiones, las comparaciones son odiosas. En particular, porque puede que a la altura de los segundos no hayan estado, pero sí se han labrado una reputación colosal en el olimpo del rock, en el que están los de Townshend y Dilthey o The Doors.

Ebook con las mejores canciones de las 5 últimas décadas por Suscripción
Clica en la imagen para suscribirte. ¡Gratis!

No habría estado de más -tras el trabajo de ordenación llevado a cabo por Izquierdo- un markdown -como dicen ahora- o una mayor diferenciación en el análisis de cada tema incluido sus discos. Aparecen a texto corrido, si bien, ya digo… cada maestrillo tiene su librillo.

Aún así, el libro de Pearl Jam es sumamente interesante…

Nota

8,2/10

Ver fuente